Planeamiento para la ciberdefensa Argentina

La CIBERDEFENSA nos llama a escribir un capítulo nuevo en la historia de la República Argentina. Es el inicio de un paradigma bélico que nos ocupará el presente siglo.
Ciberdefensa no son solamente ordenadores especiales con la capacidad de acceder a redes de datos para proteger nuestros propios sistemas. Es un plan de guerra, prevención y optimización de recursos económicos invertidos e intelectuales preparados.

Una vez que iniciamos ese proceso el mismo no se detendrá jamás. Desplegaremos un desarrollo bélico inteligente, autónomo, capaz de generar sus alertas y guiarnos en la ciberinteligencia para detectar amenazas.

La ciberdefensa es un Servicio de Información en sí mismo con Cartografía, Topografía, Geografía y Estadística propias desarrollándose en la misma red, reeditando los datos y actualizando el campo de acción.

Un planeamiento estratégico para la ciberdefensa Argentina debe poseer la capacidad de introducir modificaciones sustanciales, entre las que se destaca, INTERNET, no solo como campo de acción sino de batalla.

Los sistemas de ciberdefensa trabajan sobre las estadísticas militares del país y de naciones extranjeras. Imaginemos una red de armamento capaz de multiplicarse y a la vez inspeccionar armas digitales, en una permanente contienda las 24 horas los 365 días del año poniendo en evidencia las experiencias de la poderosa transformación de los procedimientos y técnicas de combate. La creciente posibilidad de exploración aérea y control de frontera y soberanía tanto marítima, terrestre, aérea y digital.

El objetivo principal de la ciberdefensa o guerra moderna es el control y protección de datos y recursos. La prevención del terrorismo y CIBERTERRORISMO.

El ciudadano deja de estar aislado para ganar confianza en la seguridad de este propósito que no es otro que transpolar los campos de batalla como fueron conocidos en los libros de historia hacia el infinito. La protección total y detección de amenazas concretas.

El ciberterrorismo es un arma de guerra que no debe ser ignorada ni menospreciada. Al contrario, para nosotros estudiada detenidamente. Conocer cómo opera y una vez identificado anularlo sin vacilación alguna.

En materia de ciberdefensa hay muchas consideraciones que merecen un punto aparte en futuros artículos. Lo primordial es que los cuadros y tropas de ciberdefensa en Argentina deben comprender que se enfrentan a adversarios sin piedad. Por eso el equipamiento y la modernización de los mismos son vitales. De aquí en adelante nos toca escribir una página esencial de nuestras Fuerzas Armadas, el campo cibernético como plataforma de lanzamiento a operaciones de alcance mundial, cooperando con países desarrollados, incorporando conocimiento y ejercitando el combate con una doctrina afín a nuestra Constitución. Conservando el secreto impuesto a cada operación desarrollada con ofensivas estratégicas.

Tal como venimos analizando, la importancia de una firme y definida estrategia de ciberdefensa es hoy un tema de Estado para Argentina. Luego de muchos años fuera del escenario internacional, entre las prioridades se encuentra seguir los pasos de países desarrollados en la materia. Los lineamientos de la OTAN resultan fundamentales. Mientras los ministros de Defensa miembros, proyectan aumentar la inversión en sus países y modernizar las estructuras, nosotros comenzamos a dar los primeros pasos.

Para sentar bases solidas, la inversión en recursos y tecnología no son suficientes, ya que los mandos deben tener la capacitación y conciencia necesaria para encarar semejante responsabilidad. Un programa proactivo que aspire al nivel internacional y que sirva de reserva al resto del mundo. No resulta utópico si pensamos por ejemplo en los destacados cuadros médicos y científicos que hemos dado a la humanidad. Siempre con mentes brillantes y obsesivos del conocimiento que no se dieron por vencidos a la hora de soñar a lo grande.

La ciberdefensa aparece entonces como un campo fértil que puede ponernos en un lugar de referencia si le damos la debida importancia y el apoyo para su desarrollo. No en vano es Estonia, el país donde la OTAN realiza sus mayores ejercicios en la materia. Luego de que fuera desbastada en el 2007 tras un ataque sin precedentes en el que la nación quedo prácticamente fuera de internet y sin bancos para operar. Solo porque Rusia tomó venganza tras el traslado de una estatua de la época soviética.

Los servicios y redes de información son un capital valioso que debemos proteger. Y tienen tanto valor para un proyecto de país como lo es la seguridad jurídica o las reglas de libre mercado si pensamos en inversores que impulsen nuestro crecimiento.

Prever una crisis, simularla y resolverla será sin dudas mucho más responsable y rentable que dejar el espacio de Internet al libre albedrío. La seguridad en las comunicaciones marítimas en el Atlántico Sur, que tanto preocupa a la OTAN debe ponernos en alerta. Porque el espacio que no se proteja será el atajo perfecto para ataques cibernéticos y terroristas. Inversión, gente capacitada y conocimiento constante son tres pilares imprescindibles.

El trabajo que la OTAN propone es el de capacitar ciberdefensores para hacer frente a los retos cibernéticos reales. Y cada año en sus reuniones, se pautan nuevas tácticas y se discute cuál es la mejor manera, frente a un mundo cada vez amenazado. Una cibercoalición es un esfuerzo constante que pretende mejorar la capacidad de mejorar las redes de los países miembros y ser capaces de estrechar una efectiva coordinación en caso de un ciberataque.

Un modelo atractivo para nuestro país si pensamos en integrar las fortalezas por ejemplo de las redes privadas y públicas para que se blinden y protejan entre sí, al menos como punto de partida. Pero con el objetivo claro de lograr un mayor nivel de seguridad en las ciber-infraestructuras nacionales y los sitios web gubernamentales. Y crear un sistema compartido de alerta temprana, con el objetivo de detectar y combatir los ataques en sus primeras fases, así como ofrecer información clave cuando se puedan producir a gran escala, hará que avancemos en el camino hacia un verdadero desarrollo en CIBERDEFENSA.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s