¿Las criptomonedas dificultan el seguimiento del narcotráfico?

“El bitcoin y otras criptomonedas hacen el tráfico de drogas mucho más difícil de rastrear”. Así lo aseguró Bill Gates, fundador de Microsoft.  En comparación con otros gurús que están apostando por este tipo de divisa confidencial e intangible, Gates está muy en contra y cree que están matando gente. Según se lo pudo escuchar en un encuentro de preguntas y respuestas con usuarios de reddit (una de las webs/foro/red social en habla inglesa más importantes del mundo) “El uso que se hace del bitcoin, el ethereum y otras criptodivisas para comprar y vender droga está poniéndoselo muy difícil a las autoridades que persiguen el narcotráfico y agravan la crisis de drogadicción que impera en partes importantes de EEUU y del mundo.” Sentenció.

En este último tiempo seguro escuchaste hablar del Bitcoin, la criptomeneda más conocida lanzada en el 2009, que podía usarse por ejemplo en el balneario Riviera Club de Mar de Pinamar para alquilar una carpa por 0.05 bitcoins.

¿Qué quiere decir criptomoneda? Cripto se refiere al sistema cartográfico (codificación-encriptación matemática) para crear, almacenar y transferir la moneda digital. Se trata de una forma de intercambiar dinero únicamente de manera electrónica.

Con este “dinero digital” tenes una billetera virtual con la que podes comprar servicios y productos. El Bitcoin es la moneda virtual estrella por su valor global superior. Vos cambias tu dinero real por bitcoin y empezas a operar. Por darles un ejemplo, $1000 (argentinos) equivalen a 0.00495 Bitcoin según la cotización del 8 de marzo de 2018.

Y si te llaman la atención la cantidad de decimales, no te asustes por que tiene una razón. A saber: admite casi nueve decimales y se puede dividir casi hasta el infinito. Se trata de una criptomoneda cuyo atractivo es la evolución de su precio, aunque desde su creación ha tenido bajas y altas. Como fanáticos y detractores. Pero lo bueno es que desde el día uno se sabe que solo habrá 21 millones de unidades. Un algoritmo las irá creando hasta el año 2040. La emisión por lo tanto está controlada y no corre el riesgo de la expansión de monedas como el peso, el dólar o el euro ya que no dependen de ninguna autoridad monetaria.  Su cantidad es limitada y esta resguardada por una plataforma inviolable denominada “blockchain”.

En nuestro país el Banco Central aclaró que no objeta el uso de esta criptomoneda, que es aceptada en la mayoría de los países del mundo.

El lugar más confiable para obtener bitcoins es Local Bitcoins aunque también se obtienen en casas de cambio y se pueden comprar a particulares. En Argentina se creó Bitex, donde abrís una cuenta te das de alta por e-mail, se adhiere el servicio a una cuenta bancaria, se debita el monto y se paga con una transferencia. Se habilita con imagen de DNI, algún servicio a nombre del titular y un comprobante de ingreso. Un banco local estaría lanzando una opción similar a través de homebanking y contaría con el aval del BCRA.

El otro tema es saber dónde queda guardada la moneda. Puede quedar en la misma empresa en la que se realizó la compra o bien en casa a través de un aparatito denominado Trezor, que almacena la firma digital del propietario. Y en Argentina el inversor al venderlo deberá pagar bienes personales y Ganancias.

Si al tiempo deseas vender los bitcoins, la empresa Ripio es la más conocida y la operación se realiza desde el celular.

Como se desprende de la operatoria de las criptomonedas, la facilidad para operar con una moneda digital es una de las grandes ventajas. Lo que seduce y se vuelve muy práctico.

Sin embargo sus detractores, como parte de Rusia y China son claros: desconfían de aquello que no pueden controlar.

Y por su parte Estados Unidos teme que este sistema monetario digital sirva de apoyo a terroristas y ciberterroristas, tal como lo mencionó Bill Gates en sus últimas declaraciones.

Un nuevo proyecto de ley de los Estados Unidos del 10 de enero apunta a combatir el terrorismo ofreciendo recompensas por información que resulte en condenas por el terrorismo respaldado por criptomonedas. La segunda parte del proyecto sostiene: “Es el sentir del Congreso que el Gobierno Federal debería priorizar la investigación del uso terrorista e ilícito de nuevas tecnologías financieras, incluidas las monedas digitales.”

El equipo de trabajo de tecnología financiera sería administrado por el Secretario del Tesoro y cubierto por, grupos de expertos, cinco directores federales y cuatro personas del sector privado, organizaciones sin fines de lucro y la industria bancaria.

El proyecto también exige la creación de un Liderazgo FinTech en Fondos de Innovación para inspirar el desarrollo de programas y métodos para detectar el uso de divisas digitales entre los terroristas. Este fondo podría otorgar subvenciones a universidades, empresas, ONG y cualquier persona que pueda contribuir a la investigación sobre herramientas de detección antiterrorista.

Un temor que también se manifiesta en los gobiernos europeos es que la divisa digital más popular esté siendo utilizada por blanqueadores de capitales, traficantes de drogas y terroristas, dada la ausencia de cualquier tipo de control sobre la misma. Lo que llevó al ministro de finanzas de Francia, Bruno Le Maire, a plantear a sus pares en el G-20 sobre la importancia de implementar una regulación específica para el bitcoin. Propuesta a la que se sumarían Italia y Reino Unido.

Por supuesto, un gran debate que tendrá varios matices, ya que precisamente si bien Reino Unido adhiere a la idea de establecer cierta regulación, no cree que las criptomonedas financien el terrorismo.

La institución del tesoro (Her Majesty Treasury) publicó su Reporte Nacional sobre el Financiamiento al Terrorismo y Lavado de Dinero 2017, documento en el que las agencias gubernamentales de Reino Unido establecen que el riesgo de uso de las criptomonedas, como método establecido para el financiamiento al terrorismo y el lavado de dinero, es bajo. Yel reporte específica que dentro del Reino Unido no se ha comprobado el uso de monedas digitales para obtener bienes o servicios que puedan terminar en ataques terroristas.

El Departamento del Tesoro de Reino Unido reseña tres áreas donde se están utilizando monedas digitales para actos delincuenciales; siendo el primero el pago de extorsiones por víctimas de malwares -o ransomware– u otros ataques en línea, pues los pagos recurrentemente son solicitados en bitcoin, o monedas privadas como Monero o Zcash. La segunda área señalada es el delito cibernético como servicio, y por supuesto la tercera vinculada al blanqueo de capitales obtenidos de cibercrímenes.

Entre otras cosas, se conoció el caso de la abogada mexicana Thania Denisse M. R que fue secuestrada por un youtuber que pidió bitcoins por su rescate.

Sin dudas el tema recién empieza.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s