CIBERDEFENSA Y CIBERSEGURIDAD:  TRUMP CONTRA RUSIA POR LA INJERENCIA ELECTORAL

Estados Unidos lanzó su golpe más directo contra el Kremlin. El Departamento del Tesoro anunció la imposición de sanciones a 19 ciudadanos y 5 empresas rusas tanto por su participación en la fabricación y divulgación de fake news (noticias falsas cuyo objetivo es la desinformación o el engaño) durante la campaña electoral de 2016 como por una serie orquestada de ciberataques contra sectores claves de la economía.

Las acciones punitivas llegan un día después de que el Reino Unido expulsara de su territorio a 23 diplomáticos rusos como represalia por ataque con un agente nervioso contra un ex espía ruso (y su hija) afincado en Londres, y el mismo día en que Alemania, Francia y Estados Unidos respaldaran la tesis británica que responsabiliza al Kremlin del intento de asesinato.

La escalada de acontecimientos, a la que Rusia ha prometido responder  pronto con la expulsión de diplomáticos británicos de su territorio, está llamada a tensar todavía más la cuerda entre los dos polos que marcaron la guerra fría. Tanto Moscú como Washington están inmersos en una carrera para modernizar sus arsenales nucleares, compiten en bandos opuestos de la guerra siria y llevan tiempo enzarzados en intermitentes provocaciones militares en las lindes de Europa.

A solo tres días de las elecciones presidenciales rusas, la brecha en lo que hace a la ciberdefensa entre estos dos estados es más que elocuente. En esta  Ciber Guerra Fría Estados Unidos eligió el momento para lanzar un castigo que venía preparándose desde hacía días y del que habían advertido tanto la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, como la embajadora ante la ONU, Nikki Haley. El golpe de naturaleza política, fue bien recibido por la sociedad y la opinión pública americanas que estaban irritadas con este caso.

Hace casi un mes, el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, destapó la fábrica de las fake news y acusó a 13 ciudadanos y tres empresas rusas de haber construido un gigantesco operativo, bautizado como Proyecto Latkha, destinado a ayudar a Trump e interferir en los comicios mediante la intoxicación en redes sociales y el activismo de base.

Las penalizaciones acarrean el bloqueo de las propiedades de los afectados en EE UU y su prohibición de operar y hacer negocios en el sistema estadounidense.

Las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro incluyen al Servicio de Seguridad Federal, el antiguo KGB, la inteligencia militar rusa o la llamada Agencia de Investigación de Internet, el organismo desde el que se habría coordinado la ofensiva de propaganda para socavar la confianza en la democracia estadounidense y apoyar la candidatura de Trump.

El Tesoro también les acusa de haber lanzado un ciberataque contra la red eléctrica estadounidense,  y de estar detrás del NotPetya, un malware informático dirigido principalmente contra Ucrania en 2016. Aquel ciberataque, definido por el Tesoro como “el más destructivo y costoso de la historia”, tuvo repercusiones globales, afectando también a los sistemas en Europa, EE UU y Asia.

Es por ello que la alianza entre países es cada vez más visible. Tras el envenenamiento mediante gas nervioso del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido. EEUU, Francia, Alemania y Gran Bretaña, firmaron un comunicado conjunto que enciende el alerta: “Es la primera utilización ofensiva de un agente nervioso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial” y “un asalto a la soberanía británica” que “amenaza la seguridad de todos”.

El Gobierno de Trump asegura haber castigado en el último año a más de 100 individuos y entidades por operaciones controladas por el Kremlin.

En este contexto los servicios de inteligencia estadounidenses han alertado de que Moscú quiere volver a interferir y han puesto sobre aviso a la ciudadanía. Ahora todas las miradas están puestas en elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre. De repetirse una intoxicación informativa como la registrada en las elecciones presidenciales, lo tomarían como un gesto de hostilidad sin precedentes. Y se teme que el conflicto pase a otra fase.

Durante las elecciones de 2016 se compartieron muchas noticias falsas y engañosas en las redes sociales.  La que tuvo más tráfico tenía tuvo este titular: “El agente del FBI sospechado en las filtraciones de correo electrónico de Hillary fue encontrado muerto en un aparente asesinato-suicidio”. La historia es COMPLETAMENTE FALSA , pero fue compartida en Facebook más de medio millón de veces.

Sin dudas, otro capítulo más para explorar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s